¿Cómo saber si su sistema de aire acondicionado está afectando la calidad del aire interior?

Por: José Carlos Espino, higienista ocupacional, especialista en calidad de aire interior

El sistema de aire acondicionado (AA) es muy importante para asegurar una adecuada calidad del aire en interiores.  Si está debidamente diseñado y mantenido, va a asegurar (hasta cierto punto), que la calidad del aire interior va a ser buena. Si por el contrario no cumple con los criterios de diseño o no tiene un buen mantenimiento, puede ocasionar problemas serios para los ocupantes.

Existe varias maneras en que un sistema de AA inadecuado puede afectar la calidad del aire en interiores:

  • Propagando bacterias y otros microbios;
  • Calentando o enfriando en demasía;
  • Causando inconfort térmico debido a una velocidad del aire excesivo;
  • Aumento o disminuyendo la humedad relativa por encima o por debajo de los niveles adecuados. Una humedad relativa excesiva (<65%) puede promover el crecimiento microbiano;
  • Etc…

En este blog trataré cinco signos comunes que indican que su sistema de AA no está trabajando correctamente y puede ocasionar problemas de calidad de aire interior.

La humedad relativa (H.R.) está muy alta

Se recomienda que la H.R. se mantenga entre 30% al 65% (ASHRAE, 2019).  Las humedades bajas pueden causar irritaciones de las vías aéreas superiores y acumulación a la electricidad estática en los objetos metálicos.  Por otro lado, humedades relativas por encima del 65% pueden promover el crecimiento microbiano.  Sobre todo, de hongos y levaduras; lo que conocemos comúnmente como “moho”. Además, la H.R. muy alta puede ser incómoda para los ocupantes.

Variaciones drásticas en la temperatura del aire

Las variaciones drásticas de la temperatura del aire en interiores son incómodas y causa inconfort entre los ocupantes.  Esto es común en sistemas que están sobre diseñados o sub diseñados.  Los rangos de temperatura deben mantenerse entre 22°C a 26°C a lo largo del tiempo de ocupación. Adicionalmente, los cambios de temperatura por encima de 3°C a 4°C pueden ocasionar un exceso de humedad en el ambiente aumentando la H.R.

El aire es impulsado a altas velocidades

La sensación térmica es influenciada por la velocidad el aire que pasa a través de la piel.  Si el aire se mueve muy rápido o muy lento, va a ser incómodo para los ocupantes del edificio. Si el sistema está sobre diseñado, las corrientes de aire van a incomodar a los ocupantes, además de ocasionar ruidos excesivos en los ductos.

Los ductos desprenden olores molestos

Cuando sentimos olores molestos saliendo de los ductos de AA, existe una posibilidad que hay crecimiento microbiano dentro de los mismos.  Los hongos producen olores a través de compuestos orgánicos microbianos llamados MVOC (microbial volatile organic compounds – por sus siglas en inglés).  El olor producido es lo que comúnmente conocemos como “olor a húmedo” (aunque en realidad el agua no tiene olor).  Otras posibilidades incluyen: ingreso de aire de otras partes del edifico o de exteriores; ingreso del aire de extracción de los baños debido a fugas en los ductos, entre otras causas.

Quejas de los ocupantes por afectaciones a la salud

El síndrome del edifico enfermo (SEE) es el término que utilizamos para describir una situación en la cual los ocupantes de un edificio experimentan problemas de salud debido a condiciones dentro del mismo edificio.  El SEE puede deberse a múltiples causas, entre ellas un sistema de aire acondicionado que no funciona adecuadamente.

 

Conclusiones

Un adecuado diseño y mantenimiento de los sistemas de aire acondicionados es crucial para asegurar una adecuada calidad del aire en interiores.  En otros blogs entraré en mayor detalle sobre cada una de las cinco razones arriba mencionadas.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.